miércoles, 25 de junio de 2008

MARIPOSA


Puedes tener todas tus ilusiones puestas en algo que sea tan efímero que sólo con imaginarlo se desvanezca, como esas palabras de amor que guardaste en el momento equivocado y que, hoy, si las hubieras pronunciado, hubieran cambiado tu presente, lo que en un entonces fue futuro y lo que, en un antes, fue después.
La mariposa que se encuentra en el otro lado del laberinto bate las alas incesantemente, creando una corriente imperceptible que hace que el aire modifique su sentido, su velocidad, hasta llegar a tí.
El silencio se erigió como verdugo de los sentimientos que no te atreviste a sincerar, la soledad es tu compañera y la amistad el disfraz que le pones a los ratos que te acompañas para intentar ocultar que estás solo.
La mariposa sigue aleteando hasta que llega a posarse en una pared para descansar un rato. El aire fluye a placer.
Te preguntas las consecuencias de todas esos pequeños detalles que, a veces sí, otras no, cuidas y cómo esa colateralidad te ha ido marcando invisiblemente tu camino.
La mariposa decide continuar con su vuelo.
Párate a pensar qué sería de todo aquello que dejaste atrás. No lo sabes ni lo sabrás, pero no puedes detenerte en ello constantemente, tienes que avanzar y, de vez en cuando, recordar qué aprendiste de aquello que ya pasaste. Ahora tú eres mariposa y la mariposa eres tú, estáis en el laberinto de la vida, intentando salir lo más airosos posibles de vuestro intrincado camino y, para ello, has de tomar decisiones. Time goes by, y te llegarás a cruzar con la mariposa, no os reconoceréis pero ambos sois los protagonistas del mismo laberinto; sabéis de la existencia del otro y os habéis imaginado -sin ojos- mil veces, las mismas que te has decidido a continuar, las mismas que te has parado.
El cuerpo desnudo de esa chica que te gusta, el mar a vuestro alrededor en la playa de la eternidad finita, te sirve de meta para dar un pasito más, egoísta y humanamente te sirves de otro ser para, aunque sólo sea mentalmente, conseguir lo que quieres pero.. ¿Qué motiva a la mariposa?



"Et nous ferons
de chaque jour
une éternité de l´amour
que nous vivrons
jusqu´à la mort"

IRENE

2 comentarios:

Blackrose dijo...

:) Eres un encanto, J.

Es un honor que me hayas puesto aquí (¡por segunda vez, además!) entre tanto grande.


Gracias :)



Te ajunto un mucho. ;)

Un abraxo.

KAT dijo...

Supongo que a la mariposa le motivan los colores, las fragancias de las flores,el usar sus alas constantemente para que no se le duerman...
gracias por pasar por mi casa, es muy interesante lo que he leído,
ah, y buscaré el libro que me has indicado,gracias
saludos