jueves, 19 de febrero de 2009

la sabiduría antigua...


Tras el umbral de lo consciente, decía, todos tenemos no sólo un subconsciente personal, sino también una herencia psíquica mucho más vasta, no personal. Es la misma en todos; un sistema de esquemas o “arquetipos” establecido en el cerebro. Actuando hacia la superficie a través del equipo individual de cada persona, lo Inconsciente Colectivo tiene un profundo efecto en los sueños. Pero también está detrás de otras muchas cosas; acontecimientos aparentemente preternaturales, actos de la imaginación o de la intuición, mitos. Estos últimos no son pura fantasía. Constituyen la sabiduría de lo Inconsciente Colectivo que se manifiesta en formas simbólicas. Sociedades humanas enteras pueden adoptar estas formas como propiedad común y organizar su mundo con ellas. En un sentido más restringido, lo mismo es cierto con respecto a la magia, por lo que nunca debemos dar de lado o despreciar los conceptos mágicos. Tal vez no sean literalmente verdaderos, pero pueden procurarnos inspiradores atisbos en los esconces más profundos de la naturaleza humana…
…En el caso de la mitología, al menos, la hipótesis de que “todo está en la mente” se ha puesto a prueba y ha resultado defectuosa. Se ha demostrado muchas veces que es errónea, y lo han hecho especialmente los arqueólogos. En muchos casos suele darse un elemento histórico y positivo. No podemos deshacernos de una leyenda diciendo simplemente que es un reflejo del complejo de Edipo, o de algo similar de la mente o de la imaginación. Tal vez refleje, en efecto, el complejo de Edipo, pero también puede ser, no obstante, el indicio de un hecho histórico.
Mucho antes que los psicólogos saliesen a escena, los historiadores de la Grecia clásica demostraron que Troya era -una ficción literaria. Y entonces Heinrich Schliemann la sacó a la luz con sus excavaciones. Los estudiosos de la Biblia torpedearon el Arca de Noé al encontrar paralelos a la historia del Diluvio en Mesopotamia, con lo que el relato bíblico no era sino una leyenda y nada más. Y entonces Leonardo Woolley descubrió rastros de una inmensa inundación en aquella misma zona. La misma clase de hechos se ha producido con respecto a Creta, Palestina, Méjico y otros lugares: investigadores que desechan la mitología como pura ficción, y luego pruebas, por parte de los arqueólogos, de que algo de verdad hay en ella. -.
Por supuesto, también el romántico está equivocado cuando infiere de estos resultados que la historia de Troya o la historia de Noé son positivamente verdaderas en detalle. No es ésta la cuestión. La cuestión es que la mitología puede y debe ser tomada en serio, y no sólo en un sentido íntimo, mental o psicológico. Es una amalgama que suele tener un contenido histórico demasiado sustancial para ignorarlo.
Nosotros vamos a seguirlo, si bien con un poco más de cautela. Al mismo tiempo mantendremos a la vista la gran figura de Jung, y comprobaremos nuestros hallazgos viendo si sus “arquetipos” pueden explicar y desechar cualquier dato que obtengamos. Si no es así, tanto más confiadamente podremos continuar trazando el perfil de la realidad que pueda ocultarse tras nuestros datos: una Sabiduría Antigua en épocas históricas remotísimas, o en la prehistoria, diseminando semillas de desarrollo mental en sociedades primitivas que ya conocemos…

Wassily Kandinsky - Picture Xvi, The Great Gate Of Kiev Stage Set For Mussorgsky'S Pictures At An Exhibition I.JPG

No hay comentarios: