viernes, 12 de junio de 2009

nunca el tiempo es perdido...


XXVII
Un buen caminante no deja huella.
Un buen orador no precisa rectificación.
Un buen matemático no precisa instrumento de cálculo.
Un buen cerrajero no precisa ni cerradura ni llave.
Y sin embargo nadie es capaz de abrir lo que El cerró.
Un buen atador no necesita cuerda,
Y sin embargo nadie puede desatar lo que El ató.
El sabio siempre entiende la salvación de los hombres,
por eso para El no existe el hombre perdido.
Él siempre entiende la salvación de las cosas,
por eso para Él nada está perdido.
Y eso es la herencia de la claridad.
Así los buenos,
son maestros de los no buenos.
Y los no buenos,
son útiles a los buenos.
Quien no aprecia a su maestro,
y no ama ser útil,
se halla confuso en su saber.
Éste es el gran misterio.

Tao Te King

PINTURA EN PERGAMINO_CAYETANO

No hay comentarios: