miércoles, 3 de febrero de 2010

Un mensaje rompe la barrera del sonido


¿Qué dirás esta noche pobre alma solitaria,
Qué dirás, corazón, marchito hace tan poco,
A la muy bella, a la muy buena, a la amadísima,
Bajo cuya mirada floreciste de nuevo?
-El orgullo emplearemos en cantar sus loores;
Nada iguala al encanto que hay en su autoridad;
Su carne espiritual tiene un perfume angélico,
Y nos visten con ropas purísimas sus ojos.

En medio de la noche y de la soledad,
O a través de las calles, del gentío rodeado,
Danza como una antorcha su fantasma en el aire.

A veces habla y dice: «Yo soy bella y ordeno
Que por amor a mí no améis sino lo Bello;
Soy el Ángel guardián, la Musa y la Madona».

3 comentarios:

Lara tiene alas dijo...

Siempre acertando...

empiezo a pensar que eres mago.

Un abrazo grandote

Lara tiene alas

La sonrisa de Hiperión dijo...

Paso a echar un ratito de lectura en tu espacio, y como siempre me voy encantado. No podía ser de otra manera.

Saludos y un abrazo enorme.

MAG dijo...

tus letras me hacen reflexionar...
¿que dirá hoy mi alma?
debo estar atenta a su respuesta..

Besos