viernes, 19 de abril de 2013

Ella es la flor azul cuya contemplación hace desaparecer la pesadez del alma...



Algún día
sabre el porqué

de aquellos días.

La medida del instante.

Era un lugar conocido,

los pies sentían el infinito en la arena

el sol
tan lejano
estaba aquí.

Sí, podía ser verano
o quizás un sueño…

Éramos
sin saber como, ni porque.

Estábamos
sin saber a quien maldecir
o adorar.

mientras nuestros besos nos hacían olvidar
a la vez que recordábamos el significado.

Pero la arena, el sol,
y aquel espacio donde se perdía la vista

    éramos nosotros

me dijiste…

Y ese número me confundió

y ese amor nos mantuvo bajo las alas del ángel.

En un sueño quizás
o en la existencia.

Sin preguntarnos

cuando las olas
se disipaban en la arena

y la noche
llegaba,

por el sentido de nuestras vidas….
por el amor que nos trajo de vuelta…

A este mundo de la materia.

_______7

1 comentario:

MartinAngelair dijo...

Qué bueno!


... :)



...y también,

...te llevaré de regreso algún día





un beso muy fuerte.
B.T.C.J.