miércoles, 24 de junio de 2015



Madre mía,


tu voz

siempre presente


me hace niño eternamente.



Todas las dudas

desaparecen,


y la nada importa
tan poco


frente a tu cálida presencia.




Mamá


cuanto te quiero...

3 comentarios:

MartinAngelair dijo...

Besos, besos, besos...

7 dijo...

gracias, gracias, gracias...

Solete

angela dijo...

hermoso!!